Irani

Papel

Celulose Irani fabrica papeles Kraft de 30 a 200 g/m² en las líneas FineKraft, FlatKraft, FlashKraft, FlexiKraft, EnveloKraft y BagKfrat indicados para embalajes flexibles y KraftLiner, TestLiner, núcleo y reciclado para embalajes rígidos.

Los papeles IRANI son comercializados tanto en Brasil como en el mercado internacional.

La Unidad Fabril Papel, localizada en Vargem Bonita (SC), ostenta la certificación FSC®  de Cadena de Custodia. Esta certificación le permite a IRANI fabricar parte de sus productos con el sello FSC®, puesto que la Empresa utiliza materias primas certificadas y controladas en su proceso de fabricación.

La Certificación de la Cadena de Custodia garantiza al consumidor que el producto fue fabricado con materia prima de bosque certificado y controlado. En este tipo de certificación, deben existir garantías de control de la procedencia, de la manipulación y del rastreo de la materia prima utilizada en todas las etapas de la producción, desde el bosque hasta el producto final.

Los papeles IRANI también poseen certificaciones específicas para entrar en contacto con el alimento.

 


  • Conozca nuestros productos

     Conozca nuestros productos
  • Servicios y asistencia técnica

    Servicios y asistencia técnica
  • Producción del papel

    Producción del papel
  • Historia del Papel

    Historia del Papel

Cada línea de papel IRANI es indicada para producciones específicas como bolsas, bolsas para panes, sobres, bolsas industriales, cintas gomadas, etc. 

Indicado para contacto directo con alimentos, los papeles son producidos con 100% de fibra virgen y certificados por los institutos Adolfo Lutz, CETEA e ISEGA. 

 

Linha de Produtos Kraft

Características – monolúcido, fibra larga virgen.
Coloración - pardo y blanco. 
Gramaje - 30 a 60 g/m².
Aplicaciones sugeridas – fabricación de bolsas leves para red fast food y panificadoras, mascarado de pintura, moldes de costura y plotter.

Linha de Produtos Kraft

Atiende al segmento de bolsas para tiendas minoristas en shoppings. 

BagKraft es un papel reciclado con alta resistencia física y que permite óptima calidad de impresión. 

El BagKraft IRANI posee certificación FSC®.

 

Linha de Produtos Kraft

Característica - exclusivo para el sector de sobres.
Coloración - pardo y oro. 
Gramaje - 75 a 110 g/m². 
Aplicación sugerida: fabricación de sobres. 

Linha de Produtos Kraft

Características – monolúcido, fibra longa virgen.
Coloración - producción solamente bajo consulta/encomienda en el color indicado por el cliente.
Gramaje - 35 a 75 g/m². 
Aplicaciones sugeridas: fabricación de bolsas livianas y sobres.

Linha de Produtos Kraft

Característica – extensible, fibra larga virgen.
Coloración - pardo y blanco. 
Gramaje – 70 a 125 g/m². 
Aplicación sugerida: fabricación de sacos industriales.
Certificación - CETEA - Aprobado para contacto directo con alimentos.

Linha de Produtos Kraft

Características – alisado, fibra larga virgen.
Coloración - pardo y blanco. 
Gramaje - 80 a 125 g/m² (blanco) y 70 a 200 g/m² (pardo)
Aplicaciones sugeridas – fabricación de sacos industriales y envoltorios.

Certificación – gramajes certificadas por el CETEA - FlatKraft blanco de 80 a 125 g/m² aprobado para contacto directo con alimentos; FlatKraft Pardo de 70 a 200 g/m² aprobado para contacto directo con alimentos.

 

Linha de Produtos Kraft

Características – monolúcido, fibra larga virgen.
Coloración - pardo y blanco. 
Gramaje - 70 a 125 g/m².
Aplicaciones sugeridas – fabricación de bolsas, sacos industriales, cintas gomadas y envoltorios.
Certificación - Adolfo Lutz y CETEA - Aprobado para contacto directo con alimentos.  

Linha de Produtos Kraft

IRANI apoya a los clientes desde la indicación hasta el desarrollo del papel Kraft, adecuándolo a las necesidades para el seguro acondicionamiento del producto final. Ofrece también soporte y permanente seguimiento por medio de asistencia técnica preventiva.  

Consolidando relaciones de confianza, IRANI mantiene IRANI Online - una herramienta virtual de relación, donde el cliente registrado accede a sus informaciones a través del sitio www.irani.com.br. 

En cualquier momento y desde cualquier lugar se puede seguir el proceso comercial – compra, programación, producción y expedición. En IRANI Online, el cliente encuentra el registro de su historia de relación comercial con la Empresa. 

IRANI ofrece también el servicio de Factura Electrónica (NF-e), una estandarización compuesta por Sped Contábil, Sped Fiscal, Conocimiento de Transporte Electrónico (CT-e), Central de Balanços y Lalur.

Linha de Produtos Kraft

Los papeles IRANI son producidos en la Unidad Fabril en Vargem Bonita – SC.  La Unidad Papel posee una capacidad instalada de 17 mil toneladas mensuales. 

El papel producido a partir de la pulpa de la madera es fabricado en cinco etapas: 

Linha de Produtos Kraft

La madera de pino y de eucaliptos son las materias primas más comúnmente utilizadas para la fabricación de papel. Tras el corte, los troncos son descascadas, dando origen a los virutas que generan la celulosa y son usadas como combustible para producir vapor y electricidad.

 

Linha de Produtos Kraft

La madera es hecha con fibras celulosas adheridas unas a las otras por una "cola", llamada lignina. Para convertir madera en pulpa, estas fibras deben ser separadas por la remoción de la lignina.

Proceso mecánico

La pulpa es obtenida en el prensado de los troncos contra piedras de molienda con agua. Frecuentemente la madera es tratada con vapor y productos químicos que facilitan la separación de las fibras de lignina. La pulpa resultante de este proceso es denominada pasta termo-químico mecánica. 

Proceso químico

Las virutas, o astillas de madera, son mezcladas con substancias químicas y cocinadas bajo alta presión en inmensos recipientes, llamados digestores. La acción combinada de las substancias químicas y del calor disuelve la lignina y la separa de las fibras. Papeles hechos de pulpa química son muy resistentes, como es el caso del Kraft, palabra de origen germano que designa fuerza. 

Proceso por reciclado

Realizado a partir de la desintegración de aparas en agua dentro de pulpers (licuadoras enormes). Elementos contaminantes como plástico, metal y polietileno son alejados de la mixtura. Cuando necesario, se realiza la retirada de tinta de la pulpa por la acción combinada de agua, substancias químicas, calor y energía mecánica. La pulpa reciclada es usada para fabricar papel cartón, papel prensa y papeles para la industria y los hogares. 

Linha de Produtos Kraft

La fabricación de ciertos tipos de papel requiere que la pulpa sea blanqueada. Para ello, son usados productos químicos que eliminan la lignina. La pulpa resultante es más blanca y tiene tendencia menor de tornarse amarillenta con el paso del tiempo. Investigaciones e inversiones han ayudado considerablemente a la industria papelera para reducir el impacto ambiental del proceso de blanqueamiento.

Linha de Produtos Kraft

Cuando la pulpa llega a la caja de entrada de la máquina de papel, contiene más de 99% de agua. La mixtura es lanzada bajo la forma de un chorro fino y uniforme sobre una tela móvil, la tela formadora.

La acción filtrante de la tela formadora, combinada con un sistema de vacío, extrae la mayor parte del agua contenida en la pulpa, formando así la hoja de papel. La hoja es prensada entre rodillos para remover más agua. Luego, atraviesa la sección de secado, donde entra en contacto con cilindros secadores que extraen la mayor parte del agua restante por medio de la evaporación.

Linha de Produtos Kraft

 

La terminación está constituida por las etapas de conversión en hojas cortadas y embalaje de todos los productos fabricados. El proceso emplea modernos equipamientos para el corte, empaquetamiento y paletización - técnica más utilizada para el movimiento y almacenamiento de cargas a lo largo de las cadenas logísticas. Actualmente, en la mayoría de las fábricas toda la producción es realizada automáticamente, sin contacto manual.

Tanque de masa

Resultado final, tras ser picados los troncos, molidos y cocidos para la obtención de las fibras.

Máquina de papel

Caja de Entrada: Tiene la función de distribuir la suspensión de fibras sobre la tela, como una lámina continua lo más uniformemente posible.

Mesa Plana: es la parte de la máquina de papel donde se produce la formación de la hoja.

Prensas: La hoja de papel, al salir de la mesa plana ya está formada. Sin embargo, 80% a 85% de su constitución aún es pura agua. La finalidad de las prensas es retirar parte de esa agua.

Secado: Es el  sector de la máquina de papel donde es hecho el secado final de la hoja. El secado está compuesto por cilindros secadores proporcionando, en uno de los lados, lisura y brillo acentuados.

 

Linha de Produtos Kraft

Antes de la creación del papel el hombre se expresaba de maneras curiosas. Los registros más remotos se remontan a la prehistoria, cuando dibujos eran entallados con piedras afiladas en las paredes de las cavernas. Con el tiempo, los pueblos fueron mejorando sus técnicas de expresión. 

Linha de Produtos Kraft

Antes de la creación del papel el hombre se expresaba de maneras curiosas. Los registros más remotos se remontan a la prehistoria, cuando dibujos eran entallados con piedras afiladas en las paredes de las cavernas. Con el tiempo, los pueblos fueron mejorando sus técnicas de expresión. 

En India utilizaban hojas de palmeras, y los pueblos esquimales empleaban huesos de ballena y dientes de foca para registrar sus vivencias. En China se producían libros a partir de conchas y caparazones de tortuga y, posteriormente, a partir de bambú y seda.

Los materiales que más se acercaron al papel como lo conocemos hoy fueron el pergamino y el papiro, palabra que proviene del latín “papyrus", para designar un vegetal de la familia Cepareas (Cyperua papyrus), y que quiere decir papel. El pergamino era producido a partir de piel de animal, mucho más resistente que el papiro, y por eso, tenía un costo mucho más elevado. 

El papiro era utilizado por los egipcios ya 2.400 años antes de Cristo. Su uso permitió que miles de documentos se mantuviesen preservados a lo largo de la historia.

Sin embargo, la primacía de la fabricación del papel tal como lo conocemos hoy corresponde a los chinos, que alrededor del siglo VI a.C. comenzaron a producir un papel de seda blanco para pintura y escritura. 

Historiadores atribuyen a T'sai Lun, un oficial de la Corte Imperial China (150 d.C.), la precedencia en el origen del papel. La técnica de fabricación fue mantenida en secreto durante casi 600 años. Hay indicios de que a partir del año 751 d.C. - cuando árabes aprisionaron a chinos conocedores de este arte y que cambiaron su saber técnico por la libertad -, se inició la difusión del conocimiento sobre la producción del papel artesanal.

Del año 1.000 d. C. hasta cerca de 1.830 d. C., el insumo básico para la confección de papel fueron paños viejos, pero la costumbre fue prohibida en el siglo XVII, por creerse que favorecía la propagación de la peste bubónica.

A fines del siglo XVIII la revolución industrial aumentó la demanda de papel, creando un mercado con gran poder de consumo. A principios del siglo XIX la industria del papel recibió un fuerte impulso con la invención de las máquinas de producción continua y el uso de pastas de madera que propiciaron el surgimiento y fortalecimiento del mercado de libros, periódicos y otros tipos de productos de consumo. En 1860 d. C. fue desarrollado el papel couché, y surgieron en Finlandia las primeras leyes sobre prácticas de selvicultura.

Durante buena parte de su historia, el papel fue fabricado a mano. A mediados del siglo XVII los holandeses comenzaron a aplicar la fuerza hidráulica para mover grandes piedras que, movidas unas contra las otras, preparaban mejor las fibras para la producción de papel. Llamados “holandesas”, estos molinos son utilizados hasta el día de hoy. 

La primera máquina para hacer papel fue inventada en Francia por Nicholas-Louis Robert en 1799. Poco tiempo después los hermanos Fourdrinier presentaron el método de producción continua de papel, perfeccionado en Inglaterra

La tecnología fue mejorada a lo largo del tiempo. En la segunda mitad del siglo XIX, cuando la madera sustituyó los paños para la producción de papel, las máquinas “Fourdrinier” tuvieron importantes modificaciones.

Los avances en la composición química del papel transformaron su fabricación, que adquirió escala industrial. Las máquinas se modernizaron y alcanzaron un alto grado de automación y productividad. 

En Brasil, el papel comenzó a ser fabricado en 1809, en Rio de Janeiro. Y llegó a San Pablo con el desarrollo industrial proporcionado por el arribo de inmigrantes europeos para trabajar en el cultivo del café. En su equipaje, ellos trajeron conocimiento sobre el proceso de producción de papel. 

En la actualidad,  varios Estados brasileños producen diferentes tipos de papel: papel cartón, de embalajes, de imprimir y escribir, papel prensa y para fines sanitarios, además de los papeles especiales.

De acuerdo con datos de la Asociación Brasileña de Celulosa y Papel (BRACELPA), en los últimos diez años el País aumentó su producción en 36,1%, con crecimiento promedio de 3,1% al año, siguiendo los cambios en la economía brasileña. 

Actualmente, la demanda de papel hizo que la industria se especialice en la confección de diversos tipos y gramajes, de acuerdo con las necesidades. También surgió la preocupación de preservar la materia prima de origen. Las prácticas de reforestación en el día a día de las empresas vienen siendo adoptadas como forma de garantizar la producción autosustentable de madera para la extracción de la celulosa y, así, colaborar para el equilibrio ambiental.

Linha de Produtos Kraft
Vote:
Compartir: